Espacio de poesía y cuento (Obra en progreso)

domingo, 25 de diciembre de 2016

"Cada día trae lo suyo", decían las personas sabias. Y cada día es único, irrepetible. Abrir los ojos es un milagro en un mundo donde a diario todo está en movimiento. Llegará el momento en que no abramos los nuestros, y mientras tanto podemos caminar con la certeza de que andar sobre la Tierra ha valido todo cuanto experimentamos. El sufrimiento y el gozo son un paquete que la vida nos da. Pero vivir con conciencia plena es una decisión que requiere de un entrenamiento vigoroso, sonoro, alegre, nos vaya bien o no nos vaya bien. Nada dura para siempre, sólo la calma mental cuando la hacemos parte de nuestra cotidianidad. Y días como la Navidad, en una parte donde predomina el cristianismo, vienen cargados de energía a la que podemos unirnos y oponernos. Y si es para contribuir a la unión entre quienes nos rodean, bienvenida sea esta festividad. Nacemos y morimos a diario. Bienvenida sea la Navidad en nuestros corazones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada